Clic para ocultar Panel Izquierdo
Bienvenido(a) a Pichidangui.comjueves, 23 marzo 2017 18:11
   

LOS HUMEDALES DE PICHIDANGUI

¿Que son los humedales y cuál es su importancia?

Los humedales podrían definirse como cuerpos de agua permanentes o intermitentes, de poca profundidad, y que albergan una gran diversidad de organismos que se encuentran restringidas a la presencia del cuerpo de agua. En este sentido los humedales constituyen hábitats críticos para aves, peces, pequeños vertebrados, invertebrados, algas y plantas acuáticas. Además de la importancia que estos hábitats tiene para las especies que lo componen, los humedales pueden brindar importantes beneficios para los seres humanos, ya que son claves en el control de inundaciones, proveen agua potable, y constituyen un recurso paisajístico de gran potencial que puede ser explotado sustentablemente.



Los humedales, al encontrarse usualmente en tierras planas, muchas veces se ven presionados por el cambio de uso de suelo, ya sea para desarrollos urbanos como para uso agrícola, lo que ha provocado que gran parte de estos ecosistemas se encuentren alterados y amenazados a nivel mundial. La alteración de los humedales, aparte de poner en riesgo a las especies que lo habitan,  puede traer consecuencias desastrosas para los asentamientos humanos, ya que al ser reemplazados por suelos de menor infiltración, se pierde la capacidad que los humedales poseen para controlar las inundaciones. Ejemplo de este fenómeno es lo que ocurrió hace algunos años en el sur de Estados Unidos cuando producto de las intensas tormentas, la ciudad de New Orleans sufrió la más grande inundación de su historia. Esta ciudad se encuentra asociada a un ecosistema de humedales, los que han sido severamente destruidos por el hombre. Los especialistas sostienen que si el ser humano no hubiera eliminado gran parte de los humedales, los efectos de la tormenta sobre la ciudad hubieran sido mucho menores y se hubieran ahorrado miles de millones de dólares.

Humedales en Chile

En Chile la situación de los humedales es diversa, en general aquellos humedales que se encuentran lejos de asentamientos humanos (como los humedales alto-andinos) se encuentran poco alterados, pero aquellos que se encuentran cercanos a pueblos y ciudades generalmente han sido fuertemente impactados. La conservación de los humedales en Chile se ha basado en la protección de aquellos humedales declarados de interés por la convención RAMSAR, sin embargo en Chile sólo existen 9 humedales RAMSAR, y sólo 4 de ellos son humedales costeros. Esto ha provocado que gran parte de los humedales costeros se encuentren desprotegidos y fuertemente alterados por actividades antrópicas, sin que nadie haya tomado cartas en el asunto.

 

a forma alargada de Chile, con una larga costa y cercana a la cordillera de los Andes, se traduce en una gran cantidad de cursos de agua que corren desde la cordillera al mar. Estos cursos de agua muchas veces dan origen a humedales costeros, por lo que a lo largo de la línea costera podemos encontrar muchos humedales, y que en su gran mayoría se encuentran cercanos unos de otros. Este hecho es de gran relevancia, ya que está disposición cercana entre humedales, puede ser utilizada a modo de estaciones por aquellas especies de aves migratorias que dependen de los humedales para sus procesos de migración. Lamentablemente, muchos de estos humedales se encuentran asociados a poblados humanos, por lo que en general se encuentran deteriorados y fuertemente impactados por las actividades humanas.
Pichidangui y sus humedales

El sector de Pichidangui ha sido declarado como sitio prioritario en condición de urgente para la conservación por la Comisión Nacional del Medio Ambiente (CONAMA), debido a que es una zona de alto endemismo, riqueza y diversidad de especies, gravemente amenazada por factores antrópicos. En el sector se puede encontrar uno de los últimos bosques relictos de olivillo (Aextoxicon punctatun), además de encontrar parches vegetacionales con especies representantes del bosque esclerófilo costero y matorral espinoso costero, ambas formaciones gravemente amenazadas por presiones antrópicas. Además el balneario de Pichidangui posee dos humedales costeros permanentes, conocidos como “El Estero Pichidangui” y “La laguna de Quilimarí”, y un pequeño humedal semi-permanente ubicado entre estos dos.

    
Los humedales de Pichidangui han sufrido un fuerte deterioro en los últimos años, y pueden ser un reflejo de lo que ha ocurrido con gran parte de los humedales costeros del país. Estos humedales se encuentran actualmente gravemente degradados producto de descargas de aguas servidas, contaminación con basura y arrastre de fertilizantes agrícolas. Estas descargas frecuentemente aumentan las concentraciones de nitratos y fosfatos disueltos en el agua, lo que resulta en un explosivo crecimiento de algas sobre el cuerpo de agua (proceso conocido como eutroficación). El crecimiento de algas muchas veces es tan denso que impide el paso de la luz hacia la columna de agua, sombreando a las especies que habitan el fondo y eliminando a aquellas especies dependientes de la luz. Además las especies de de bacterias y hongos que descomponen las algas muertas pueden crecer exponencialmente a medida que más algas mueren, consumiendo de este modo gran parte del oxígeno disuelto. Sin oxígeno, mucha de la vida animal remanente muere, lo que se traduce en una comunidad poco diversa, y compuesta principalmente por especies tolerantes de aguas contaminadas y bajas en oxígeno.

Si tomamos en cuenta que muchos de los procesos enunciados anteriormente ya pueden observarse en los humedales de Pichidangui, de no mediar acciones en el corto plazo los efectos de la eutroficación de sus aguas pueden ser desastrosos y muy difíciles de recuperar. De hecho ya puede observarse que gran parte de las aves que anteriormente frecuentaban estos hábitats ya no se observan (entre ellas el cisne coscoroba), ha disminuído la cobertura de vegetación higrófita y ha existido una merma considerable en la cantidad y diversidad de peces.

Las acciones deben estar orientadas tanto en la protección como en la recuperación de estos sistemas, incluyendo en la planificación al ente gubernamental respectivo, a la comunidad local y a los veraneantes. Estos dos últimos sujetos deben ser parte activa en las acciones de recuperación, de modo que se genere un nexo entre la comunidad y los humedales, y así sean ellos mismos los que se comprometan con el cuidado y conservación de estos valiosísimos recursos, desarrollen una conciencia ambiental, y finalmente puedan, mediante un plan de manejo, beneficiarse a través del uso sustentable de los humedales.

 

Ignacio Fernández Chicharro
Biólogo en Recursos Naturales
MSc en Conservación Biológica


TOMA CONCIENCIA DE TU PARAISO, PICHIDANGUI, O SERA EL INFIERNO.

Opciones de la Noticia

Seguimiento

URL de seguimiento para esta entrada: http://www.pichidangui.com/trackback.php?id=humedales-pichidangui

No hay seguimientos para esta entrada.
LOS HUMEDALES DE PICHIDANGUI | 4 comentarios | Crea una cuenta nueva
Los siguientes comentarios son de las personas que los han enviado. Este sitio no se hace responsable de las opiniones expresadas por los participantes en los foros y secciones de comentarios, y el hecho de publicar las mismas no significa que estemos de acuerdo con ellas.
LOS HUMEDALES DE PICHIDANGUI
Escrito por: richi el miércoles, 19 noviembre 2008 19:13
Deseo participar y aportar en lo que pueda para salvar los humedales como podemos formar un grupo ya que tengo a varias personas que estan interesadas en preservar estos humedales cualquier sugerencia o consulta a richiortega@gmail.com
[ Responde a | # ]